La relación de Martínez-Almeida con una de las películas más emblemáticas de la historia del cine español

José Luis Martínez-Almeida es una persona muy transparente, pero esta curiosidad acerca de su vida muy poca gente la conoce

La relación de Martínez-Almeida con una de las películas más emblemáticas de la historia del cine español
La relación de Martínez-Almeida con una de las películas más emblemáticas de la historia del cine español

José Luis Martínez-Almeida es un político muy característico. Tiene una forma de ser peculiar y en gran parte gracias a ello consigue llegar a la gente. El popular espera seguir siendo el alcalde de Madrid después de las próximas elecciones municipales.

En cuanto a su vida personal, se saben varias cosas. De hecho, es una persona que no se esconde, puesto que considera que al ser un representante público debe mostrarse tal y como es.

No es casualidad que se deje ver en programas de TV, tales como El Hormiguero. De esta manera, transmite una sensación de cercanía y seguridad que es digna de alabar y admirar.

No obstante, hay un aspecto acerca de su vida que no se conoce mucho. Es muy peculiar y con mucha probabilidad sorprenderá a la gente, inclusive, a sus electores.

La relación de José Luis Martínez-Almeida con el cine

José Luis Martínez-Almeida tiene un vínculo personal con el cine. Todo ello se debe a que su abuelo materno, José Luis Navasqüés Ruiz de Velasco, que fue abogado del Estado, era el propietario de los estudios de cine Chamartín.

En este lugar se llevó a cabo una película muy conocida en España: Marcelino, pan y vino. Este filme, característico en nuestro cine, consiguió un Oso de Berlín, galardón que presidió la casa del alcalde hasta su fallecimiento en febrero de 2019. 

De esta manera, aunque no lo diga, ni presuma de ello, esta relación del protagonista de esta noticia con el cine es muy particular.