Belén Esteban rompe a llorar al recordar lo que pasó cuando tenía 9 años

Una anécdota de cuando Belén Esteban tenía 9 años hace que se rompa y empiece a llorar

Mónica Sánchez
Periodista
14 de Noviembre de 2023
Belén Esteban rompe a llorar por una anécdota de cuando tenía 9 años
Belén Esteban rompe a llorar por una anécdota de cuando tenía 9 años

El pasado 9 de noviembre Belén Esteban ha cumplido 50 años, y lo celebró por todo lo alto en una discoteca de Madrid. La efeméride ha coincido en el tiempo con el estreno del docurreality de Netflix 'Sálvese quien pueda', la continuación del universo Sálvame con la participación de ocho de sus más importantes colaboradores, entre ellos la propia Belén Esteban.

Estos días ha estado de promoción del reality en diferentes medios como La Resistencia, La Pija y la Quinqui, Reyes del Palique, etc. Sin embargo en el día de hoy ha visitado el programa de Herrera en Cope. En el mismo, aparte de hablar del reality, Esteban se ha abierto a comentar su infancia y a sus padres.

Una anécdota que ha emocionado a Belén

 

La de San Blas se ha derrumbado al escuchar una anécdota de su infancia que ha contado el presentador Alberto Herrera, con su madre María del Carmen, que trabajaba de limpiadora en unas galerías comerciales y en el colegio donde estudiaba Belén. Según han contado en el programa, en navidades no tenían dinero para regalos y todos los días por un edificio donde trabajaban unas mujeres, “ayudantes de los Reyes Magos”.

Sin embargo, continuaba Alberto Herrera, “Las visitas coincidían con esas fechas y aparecían paquetes en el salón días después... Un año, Mari Carmen salió de casa con un collar, se encontraron un anillo con un brillante por el camino, y tras pasar por la casa se dio cuenta de que su madre no llevaba esas piezas, fue cuando descubrió que aquel almacén era una casa de empeños”.

Una anécdota que ha emocionado a Belén que ha roto a llorar, “Me has hecho llorar, me ha gustado un montón... Varias veces he ido con mi madre a la casa de empeños y ahí se encontró un anillo. Mi madre estará llorando como una madalena, no me lo esperaba y me ha encantado un montón...Me voy de aquí llorando hoy”.

 

Archivado en: