Trucos para viajar en coche con niños y no 'morir' en el intento

  • Sucesos
  • 16-07-2019 | 08:07
  • Escribe: Ana Villà

Buena alimentación e hidratación, ropa cómoda o las paradas harán que el viaje se haga más llevadero


Afrontar viajes largos en verano y con niños se puede hacer muy cuesta arriba si no se planifican bien. 

Hay quien se marea, el que canta, el típico que pregunta cada 5 minutos ¿Cuánto falta?, o el que duerme como un lirón, por eso es importante tener en cuenta algún que otro truco para hacerlo más llevadero. 


Trucos para viajar con niños

Muchas son las familias que aprovechan las vacaciones estivales para hacer alguna que otra escapada relajante en coche. 

Pero siempre hay algo que hace el viaje poco llevadero. El calor, el tráfico, la deshidratación e incluso la fatiga puede alterar a cualquiera. Cosa que se puede complicar si se viaja con niños. Ya sabemos que si hay niños hay llanto probable, gritos, mareos y un sinfín de reveses que se pueden dar. 


Por eso, es importante conocer algún que otro truco para hacer el camino y el viaje más llevadero. 

La primera recomendación, y la más fundamental es la seguridad de los niños. Llevarles en un lugar adecuado para ello y adaptado a sus necesidades será imprescindible para que los niños viajen con mayor comodidad y también mucho más seguros. El uso de sistemas de retención infantil disminuye hasta un 75% el riesgo de muerte. 

Ser previsor es algo que no puede faltar si vamos a hacer muchos kilómetros en carretera. Es recomendable hacer paradas cada 2-3 horas y circular por carreteras seguras como pueden ser autovías o autopistas. 

La ropa, aunque no lo parezca, también es uno de los aspectos más importantes a la hora de realizar un viaje largo. Se recomienda usar prendas holgadas, cómodas y de algodón para poder sobrellevar mejor las horas de viaje. 

Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de hacer un viaje largo y con niños es la alimentación y la hidratación. Imprescindible realizar comidas ligeras y poco pesadas para poder tener una buena digestión. Además, de ir bien provisto de bebidas para poder hidratarles cada vez que sea necesario. 

Leer, jugar o ver películas pueden ser aspectos propoensos a que el niño se maree. Si eso ocurre, trata de sentarlo en el asiento del medio ya que así fijará la vista en un punto lejano. 

El copiloto siempre será el mejor aliado para el conductor ya que conseguirá que los niños centren su atención en él y no alteren la concentración del conductor. 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario