Tinder se llena de prostitutas por 'culpa' de Irene Montero

Las trabajadoras de este sector han tenido que reinventarse después de que la ley del ‘Solo sí es sí’ les prohíba publicitarse en páginas webs

11 de Marzo de 2023
Tinder e Irene Montero
Tinder e Irene Montero

El colectivo de las prostitutas está siendo perseguido por el Gobierno de España. Mientras que las ministras de Podemos se empeña en erradicar esta profesión, pese a que varias asociaciones de trabajadoras se oponen, luego hay diputados como Juan Bernardo Fuentes, alias ‘Tito Berni’, que celebraba sus negocios corruptos con la contratación de prostitutas.

Lo cierto es que cada vez es más complicado para las profesionales de ese sector poder llevar a cabo su profesión. El pasado 25 de agosto, desde que se aprobase la ley del ‘Solo sí es sí’, miles de prostitutas que ejercen en España quedaron en el punto de mira. La norma que fue impulsada por el Gobierno de España, tramitada por el Ministerio de Igualdad, prohíbe la publicidad de la actividad sexual, algo que perjudica gravemente a los intereses de estas trabajadoras.

Pese a que Montero y las suyas pensaban que con esta medida iban a conseguir ser aplaudidas y vitoreadas por el colectivo de la prostitución, lo cierto es que han recibido cientos, miles de menosprecios e insultos por haberse entrometido en su profesión.

Las prostitutas consiguen a la mayoría de sus clientes gracias a los anuncios que publican en páginas web, portales donde ellas ponían su contacto y a través de ahí les contrataban los clientes. Pero con la nueva normativa, estas páginas, como es el caso de pasión.com, una de las más utilizadas, quedaron heridas de muerte, por lo que tuvieron que reinventarse.

Al ver las prostitutas que no tenían medio con el que ofrecer sus servicios, que les faltaba ese ‘altavoz’ con el que darse a conocer, algunas de ellas decidieron abrirse perfiles en páginas de escorts, algo que vive en una especie de limbo legal.

Otras, en cambio, decidieron abrirse un perfil en la famosa red de contactos Tinder. Allí las prostitutas pueden ofrecer sus servicios, pero de una forma más sutil, tratando de no ser denunciadas por ofrecer ese tipo de servicios, pero que si se lee el perfil se da a entender que ejerce esa profesión.

En definitiva, se podría decir que por haber ejercicio tanta presión sobre el colectivo de la prostitución, lo que han conseguido Montero y el resto de los miembros del Gobierno es el malestar de las prostitutas y que se tengan que reinventar.

Archivado en: