El detalle más macabro del asesinato en Castro Urdiales: prepararon el crimen 2 años

Se siguen descubriendo datos muy duros acerca del homicidio de los menores a su madre en Castro Urdiales

10 de Febrero de 2024
Castro Urdiales
Castro Urdiales

En Castro Urdiales (Cantabria), el asesinato de una madre a manos de sus dos hijos menores ha tomado un giro más complejo al descubrirse que la simulación de un secuestro no fue una idea improvisada. Según fuentes cercanas a la investigación, el hijo mayor, de 16 años y presunto autor material del crimen, ya había ideado un falso secuestro hace dos años, en el cual intervino incluso la Guardia Civil.

En 2022, cuando el joven tenía 14 años, desapareció sin previo aviso, preocupando a sus padres, quienes denunciaron su desaparición en el cuartel de la Guardia Civil. Tras un dispositivo de búsqueda, lo encontraron caminando cerca de una autovía, afirmando que "le habían secuestrado" y que había logrado escapar. Este episodio no fue tomado con seriedad en ese momento, pero ahora cobra relevancia al descubrirse que fue un antecedente de un plan más elaborado.

No era la primera vez que lo intentaban

La situación actual involucra el asesinato de la madre, Silvia L. G., de 48 años, por parte de los dos hermanos de 16 y 13 años. Después del crimen, trasladaron el cuerpo desde la cocina hasta el garaje y luego al interior de un vehículo, donde lo colocaron amordazado y con una bolsa en la cabeza, todo con la intención de simular un secuestro falso. Alertaron a su abuela materna sobre este supuesto secuestro, siguiendo un plan detallado.

La cronología de los hechos se respalda con rastros de sangre y confesiones. Según el hermano mayor, la discusión se desencadenó cuando informó a su madre que había suspendido una asignatura, provocando la ira de la madre, quien lo insultó y golpeó en la cocina. El hermano menor también intervino, y en el forcejeo, la madre cayó al suelo. En este momento, el mayor tomó un cuchillo y la apuñaló en el cuello, siguiendo con al menos otras veinte puñaladas. Posteriormente, limpiaron la escena, desvistieron y ataron a la víctima antes de trasladar el cadáver al sótano.

La investigación actual se centra en recopilar testimonios para confirmar o refutar la versión de los menores, explorando el contexto del crimen. La Fiscalía incorporará declaraciones del personal educativo y de familiares para obtener una comprensión más profunda de los motivos y circunstancias que llevaron a este trágico suceso.