Sánchez no ha querido contestar a la última pregunta de Susanna Griso sobre Puigdemont

La pregunta que Sánchez no ha querido responder: ha contestado con evasivas en la que era la última cuestión de la entrevista

Diego Vargas
Periodista
07 de Diciembre de 2023
Sánchez no ha querido contestar a la última pregunta de Susanna Griso sobre Puigdemont
Sánchez no ha querido contestar a la última pregunta de Susanna Griso sobre Puigdemont

El final de la entrevista de Susanna Griso a Pedro Sánchez ha dejado una anécdota tan curiosa como alarmante: el presidente del Gobierno ha evitado responder a una pregunta que es de interés público, el motivo por el que ha mantenido ocultas sus negociaciones con Carles Puigdemont.

A estas alturas de la película, todos sabemos que Sánchez negoció con Puigdemont incluso antes del 23 de julio, fecha en que se celebraron las elecciones presidenciales.

Sin embargo, el presidente del Gobierno afirma que el hecho de que su libro termina justo en esa fecha es la razón por la que no se menciona al ex presidente catalán fugado de la justicia española. Susanna Griso le ha preguntado por este asunto.

"Presidente, ni una mención a Puigdemont en 360 páginas", tanteaba la presentadora de Espejo Público en la que sería la última pregunta de la entrevista.

Sánchez no contesta

No era una pregunta al uso, pero Sánchez no ha hecho ninguna mención a este asunto, justificando que el protagonismo de Puigdemont ha sido posterior al 23 de julio.

"Fíjese, Susanna. El libro termina el 23 de julio. Porque lo sepan los espectadores, por si se animan a comprarlo. Es un relato en primera persona de los últimos 4 años. Hemos tenido una pandemia, aún sufrimos una guerra en Ucrania. Muchas cosas que creo que son de interés a la ciudadanía", ha explicado Sánchez.

A partir de ahí, se ha ido por los cerros de Úbeda hablando sobre la pandemia, sobre cómo la afrontó la sociedad española, sobre cómo se trataron ciertos temas en los medios de comunicación, sobre las vacunas y también mencionando la guerra de Ucrania como una parte fundamental de su anterior legislatura.

En definitiva, escapando de una pregunta a la que no quería responder y que sigue generando indignación a la ciudadanía española.