Piqué-Shakira: La pareja explosiva

  • Dossiers
  • 28-03-2019 | 15:03
  • Escribe: Pedro Riscal

Las aventuras y desventuras de la feliz (?) pareja y su vida en Barcelona.


Piqué y Shakira. O Shakira y Piqué. La extraña y explosiva pareja por la que nadie dio un euro, ya lleva nueve años dando guerra. Cada uno por su lado. Se les atribuyen a ambos infidelidades diversas no probadas en sus constantes separaciones profesionales. Pero siguen juntos. Él con 32 años. Ella, con 42.

Son una pareja de guapos y triunfadores en la vida. Multimillonarios. En las últimas semanas ha circulado el rumor de que ella habría decidido abandonar España, como Cristiano Ronaldo, harta de la persecución a la que está siendo sometida por Hacienda. Pero a Piqué no le conviene. Aún le quedan tres o cuatro años al máximo nivel como futbolista y tampoco puede desatender sus negocios, que abarcan muchos ámbitos.




Sin embargo, cuentan quienes les conocen bien, que Shakira está harta de los incendios que provoca su novio (ni se han casado ni se casarán) y que están repercutiendo negativamente en su negocio en España. El mercado de Shakira es global, pero lo cierto es que las antipatías que despierta Piqué fuera de Cataluña las ha notado en los resultados de su cuenta de explotación. Y ya se ha cansado de que en todos los campos de España la insulten para herir a Gerard y de rebote a ella sin comerlo ni beberlo. 

Así empezó todo

Se conocieron en un bar de copas en Madrid, aunque ya habían coincidido meses atrás en un restaurante barcelonés. A Piqué le dijeron que en un reservado estaba Shakira. Y él, ni corto ni perezoso, se presentó allí, picado por la curiosidad, buscando con la mirada a la artista colombiana entre los presentes… sin encontrarla. “¿Tú eres Shakira?” le preguntó extrañado. Y ella, que iba sin maquillar y con ojeras después de 12 horas grabando un videoclip, se sintió ofendida, ni le miró y se fue.




"...Y yo me dije: ¡Esto no es normal!"

Apenas unos días más tarde se produjo el segundo encuentro en Madrid en un bar de copas. Allí estaba Piqué tomando un mojito con Cesc Fàbregas en uno de los días libres que Vicente Del Bosque concedió a sus seleccionados en la concentración preMundial de Sudáfrica. Ella apareció por allí y Piqué intentó reconducir el tema. Ambos estaban a punto de irse a Sudáfrica por el Mundial de Fútbol. Y él le pidió su número de teléfono. Como Piqué estaba en Madrid concentrado con España y ella llegó antes a Sudáfrica, aprovechó para contactar con ella con la primera excusa que se le ocurrió. Él mismo lo recuerda así: "Le pregunté: "oye, ¿qué temperatura hace en Sudáfrica?. Es la típica pregunta estúpida. Una respuesta normal sería 'hace mucho frío, tráete un abrigo' pero me hizo una parrafada detallándome el frío que hacía a cada hora. Y yo me dije 'esto no es normal".



El sostén a rayas que aún conserva Shakira

Ella recordó el momento así en El Hormiguero: "Llevaba un sostén a rayas y aún lo conservo. Hay una foto del momento en el que nos conocimos. Estaba Cesc Fábregas, Gerard y yo. Habíamos hecho el vídeo del 'Waka Waka', pero no nos conocíamos todavía lo suficiente". "Yo iba a cantar en 'Rock in Rio' y después me iba a Sudáfrica". "¿Y cuando le viste qué dijiste?", preguntó el presentador. "Dije: qué boca más redondita, me gusta esa barbita", contestó la colombiana en referencia a la letra de su canción.



"Ganaré el Mundial y te invitaré a una cena romántica"

Esta fue su versión en El Hormiguero sobre la llamada de Piqué: "Le describí con mucho detalle el tiempo que estaba haciendo, pero yo solo estaba cumpliendo con mi obligación de que no se resfriara. Yo fui muy elocuente y para él esa fue la señal. Ahí fue cuando dijo: 'está interesada". 

Fue entonces cuando Piqué la advirtió: “Voy a ganar este Mundial porque quiero verte al final del torneo e invitarte a una cena romántica”. Piqué sabía que Shakira actuaría en el estadio de Ciudad El Cabo en los momentos previos a la final del Mundial. Piqué ganó el Mundial, invitó a Shakira a la cena romántica y ahí empezó todo.



El encuentro en Sudáfrica fue más glamouroso que el de Barcelona. Ella, en la cresta de la ola. Él, un pipiolo, campeón del mundo con España. Ella con 33 años, él con 23. Ambos nacieron el 2 de febrero con diez años de diferencia.

"Voy a casarme con ella, es la mujer de mi vida"

Shakira luego explicaría que “cuando Gerard me conoció, le dijo a Cesc Fàbregas: ‘voy a casarme con ella, es la mujer de mi vida’. Piqué no es celoso. En esa época Shakira tenía un novio formal, el argentino Antonio de la Rúa, hijo del expresidente. Y aceptó esperar a que rompiera con él apenas unos meses después. Él también acabó su relación con su novia de siempre, Núria Tomás, la hija del empresario jamonero Enrique Tomás.



“Les presentó a mi sol. Shak”. Así hizo pública Piqué su relación con Shakira en las redes sociales, aprovechando una imagen de la fiesta de su 24 cumpleaños. Luego Piqué consiguió alterar el programa de la celebración del primer triplete del FC Barcelona, con Guardiola. Ya tenía mando en plaza. Se acortaron las celebraciones para que Piqué y sus íntimos del vestuario tuvieran tiempo de acudir al Estadio Olímpico de Montjuic en donde Shakira estaba ofreciendo en ese momento un concierto. Piqué subió al escenario, bailó, se abrazó a Shakira y la besó. Ambos daban así oficialidad a un romance que dura, dura y dura.

"No podía ser un rollete de cuatro días"

"Cuando empezamos a vernos todo era demasiado complicado para que solo fuera un rollete de cuatro días. Ya que lo hacíamos, lo hicimos bien, pero en estas cosas nunca se sabecuando empiezas una relación con alguien siempre hay la posibilidad de que funcione, o que no", explica Piqué.

Nadie daba un euro por el futuro de esta pareja. Fundamentalmente por la diferencia de edad y por la forma de ser de Piqué, a quien costaba ver atado a una sola mujer. Pero ahí siguen. Y ya llevan nueve años.



Shakira explicó a la revista Elle: “durante unos cuantos años, tal vez porque no sentía el amor como se supone que tenía que hacerlo, empecé a pensar que Dios no existía”. Ahora no tiene dudas: “Lo que me saca una sonrisa es ver a mis hijos y a Gerard sonreír…¡y también cuando gana el Barça!”. Aunque también corre la versión de que Shakira buscaba a un tipo alto, guapo, deportista y con ojos azules para ser el padre de sus hijos. Y lo consiguió: "Cuando me levanto por la mañana y veo a Gerard a mi lado, pienso: 'madre mía, todo este pedazo de hombre es para mí'", ha reconocido la cantante.

Dos solares: uno para vivir y el otro para evitar moscones

El 22 de enero de 2013 nació Milan Piqué Mebarak en la Clínica Teknon de Barcelona. No pasaron por el altar ni piensan hacerlo. Luego llegó Sasha. Los cuatro viven en un caserón que se construyeron en Ciudad Diagonal, en Esplugues de Llobregat, muy cerca de la Ciutat Esportiva del Barça, en donde se entrena él cada día. Los vecinos explican que la pareja mediática compró dos solares para edificar su mansión. Uno para construir su casa en él. El otro, para no tener vecinos pegados. Luego se construirían una mansión en Bolvir de Cerdanya, la comarca de montaña en donde se reúne la gente guapa de Barcelona que disfruta encontrándose en la nieve.



Shakira no soporta ni a Antonella Messi ni a las WAGS del Barça

Su vida en pareja ha estado siempre rodeada de constantes rumores de separación generados por alguna que otra bronca protagonizada en público en un restaurante o por la incomodidad evidente que siente Shakira en el papel de WAG dentro del entorno de los futbolistas del Barça. Ella no es la novia de, ni la mujer de. Ella es Shakira y no vive del cuento, como las demás. Por eso no soporta ni a Antonella Messi ni a las otras parejas de los compañeros de Gerard en el Barça, de las que piensa que viven de la sopa boba.



Aceptó a regañadientes acudir a la boda de Leo Messi y Antonella. Y en aquel ambiente festivo, no sólo no cantó, pese a que todos se lo pidieron, sino que se enfureció y se fue al baño cuando el discjockey Danilo Michaut pinchó su tema 'La Bicicleta'. Shakira sólo estuvo pendiente de Piqué, con quien bailó de forma muy sensual. Fue su única concesión a la galería. 

Antonella, además, no le ha perdonado el desprecio que le supuso que una celebridad como ella acudiera a su boda con un vestido ya usado. Ni se dignó a esatrenar un nuevo modelo especialmente para el acontecimiento.

El distanciamiento entre Shakira y las demás novias y esposas de los jugadores del Barça quedó reflejado durante la última final de Copa del Rey que disputó el FC Barcelona en Madrid. El Barça conisguió el título y en la celebración a pie de césped saltaron todas las mujeres con sus hijos para felicitar a sus parejas campeonas y disfrutar del momento. Shakira se quedó en su localidad y envió a Milan y a Sasha con su padre. No estaba dispuesta a mezclarse con las demás como una más. 

Shakira distancia a Piqué de su íntimo Cesc Fàbregas

Leo Messi, Cesc Fàbregas y Gerard Piqué son más que amigos. Los tres son de la quinta del 87. Crecieron juntos en los equipos inferiores del Barça y la vida les ha unido. Sin embargo, Shakira no soporta ni a Antonella Messi ni a Daniella Semaan, la estrafalaria esposa de Cesc que mantiene una estrecha amistad con Antonella. El pasado domingo Messi dejó plantada a la selección argentina alegando una lesión para asegurar su presencia en el bautizo de los hijos de su amigo en Barcelona. Allí tenía que haber estado Piqué. Pero Shakira se lo llevó al Caribe para disfrutar de unos dias de playa. Habría resultado sospechoso que Piqué se presentará solo a la fiesta de los Fàbregas.



Lo cierto es que Shakira no disfruta en Barcelona de la vida social que tenía en Miami o Bahamas o de las relaciones que comparte cuando está de gira o grabando un disco. Y sus problermas con la Agencia Tributaria española han acabado por agriarle el carácter. Sobre todo porque se sintió traicionada por su peluquera y su entrenadora de tenis, cuyo testimonio sirvió para que Hacienda cayera sobre ella reclamándole 20 millones no tributados en España a pesar de tener su residencia en este país.

No se deja fotografiar si no está maquillada

Shakira sostenía para salvar los muebles que ella no vive en Barcelona y que pasa más de medio año fuera de España, pero sus visitas constantes a la peluquería de Jordi Ripoll y su presencia casi diaria en el club Bonaesport para tomar lecciones de tenis la acabaron delatando.  En el club Bonasport una socia recuerda un incidente con la diva cuando ella estaba fotografiando con su móvil las vistas de Barcelona que se disfrutan desde ese privilegiado lugar en la falda del Tidibado, cuando se le acercó Shakira exigiéndole que le diera su móvil para borrar las fotos, convencida de que se las estaba sacando a ella. Y es que Shakira, cuando está en plena faena física y sin arreglar ni maquillar, no se deja fotografiar.



También influyó en el palo de Hacienda la asiduidad con la que Shakira iba al Centro de Estética y Casellas, especialmente para recuperarse de los dos partos que vivió en la Clínica Teknon de Barcelona, una prueba evidente de que, por muchos viajes que realiza, su hogar estaba en Barcelona.

No ha conseguido convencer a Piqué para irse

El tema de Hacienda la ha sacado de quicio, hasta el punto de convertirse en asunto de fricción en su relación de pareja con Piqué. Ella quiere irse de España y él no está dispuesto a romper el contrato que le liga al FC Barcelona hasta 2022. Además, debe atender sus negocios de producción audiovisual, su restaurante de lujo 'Blu Spot', el Andorra CF, su última adquisición, o culminar su ambicioso proyecto de la Copa Davis.

Ella le ha propuesto que fiche por un equipo de la Liga norteamericana, pero él, que no lo descarta en un futuro, considera que todavía es joven para dar ese paso propio de jugadores que ya están al borde de la retirada. 

Multa de Hacienda de 34, 5 millones de euros

Lo cierto es que Shakira ha debido hacer frente a una denuncia por fraude fiscal  en los ejercicios tributarios que van de 2011 a 2014 por un montante de 20 millones de euros. La declaración de la peluquera y de su entrenadora de tenis fueron clave para desmontar su teoría de que ella tenía fijada su residencia en las Bahamas. 

En ese periodo Shakira consiguió una privilegiada tributación fiscal que se limitó al 2% de su renta bruta, permitiéndole que el 94% de sus ingresos pudieran ser transferidos a diferentes paraísos fiscales de Bahamas, Islas Vírgenes, Panamá, Islas Caimán o Luzemburgo.



Shakira pagó la multa a tocateja y sin pestañear, y luego añadió 14, 5 millones más para cerrar el caso. Podía hacerlo porque se le calculan unos ingresos anuales aproximados de 45 millones de euros. Aunque otras versiones afirman que no debe ir tan boyante cuando por esas fechas puso a la venta su mansión de Miami y su parte de la isla Bond Cay en las Bahamas (propiedad que comparte con Alejandro Sanz Roger Waters de Pink Floyd a través de la sociedad Casa Bonita Inc.) que hace unos años compraron por 16 millones de dólares.

Su carrera se ha visto afectada por el fraude y por Piqué

Pagó, pero salió tocada del asunto. Sus abogados hablan de un "claro atropello recaudatorio". Y ella se defiende porque el entramado societario rastreado por la Fiscalía lo formó en 2007, antes de conocer a su pareja, cuando no vivía en España ni tenía intenciones de hacerlo.

Y su carrera profesional se vio afectada en España. Por el fraude fiscal y por su relación afectiva con una persona a la que odia media España, por expresarlo con suavidad.



Personality Media, consultoría de márketing especializada en el análisis de la imagen de personajes públicos, estima que la popularidad de la cantante colombiana decayó en los últimos cuatro años un 18%. Y las ventas de sus discos se han resentido: de los cuatro millones de copias de Sale el sol, publicado en noviembre de 2010, pasó a vender la cuarta parte del álbum Shakira, editado en marzo de 2014. La diva tampoco remontó las cifras con su último álbum, El Dorado: otro millón desde mayo de 2017. Estos números están aún más alejados de los 13 millones de Laundry Service (2001) y de los ocho millones de copias vendidas de la versión en inglés de Fijación Oral (2005).

Ya no esta entre las 100 mujeres más poderosas del mundo

También se ha producido un importante descenso en su número de conciertos: si ofreció 106 actuaciones en todo el mundo entre 2010 y 2011, Shakira realizó 54 con su última gira, transcurrida entre junio y noviembre de este año. En Estados Unidos no le van mejor las cosas. Desde 2007 no coloca una canción en el Top Ten de las más vendidas. Fue con Beautiful Liar, interpretado junto a Beyoncé. 



Por su parte, también se ha visto afectada su relevancia en la industria de la música. Forbes la situaba en 2014 en el puesto 38 de la lista de mujeres más poderosas del mundo. En 2015 bajó al 81 y desde 2016 no aparece ya entre las cien primeras mujeres. Y si ha conseguido mantenerse arriba en el nivel de aceptación latinoamericano ha sido gracias a los duetos con Carlos Vives (La bicicleta), Maluma (Chantaje, Trap, Clandestino) y Nicky Jam(Perro Fiel). Es más, su primera colaboración con Maluma es la canción más reproducida de la colombiana en YouTube: más de 2.200 millones de veces.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario
Noticias relacionadas..