Hamilton pierde su primer 'match ball' y Alonso otra vez K.O.

  • Deportes
  • 22-10-2018 | 07:10
  • Escribe: Sergi Concha

Lewis Hamilton deberá ser séptimo en México tras perder una gran oportunidad para ser campeón del mundo


Todo estaba listo para que Lewis Hamilton se hiciese con su quinto mundial de F1 y superara así a su gran rival en esta época, Sebastian Vettel. Sin embargo, el GP de Las Américas nos dejó algunas sorpresas que retrasan, al menos una semana, el alirón del británico.

Fue una carrera vibrante, probablemente la más emocionante en lo que llevamos de campeonato. Ya desde la salida, donde Raikkonen superó a Hamilton, el finlandés prometió una velada espectacular y no decepcionó. Pese a su fachada de hielo, dio un recital de garra y agresividad. 


El Ferrari superó al Mercedes de Hamilton, pero el británico no parecía demasiado preocupado. Por detrás, Vettel cometió un error y llegó a tocarse con Ricciardo, algo que le dio oxígeno al piloto inglés que prefirió, por una vez, usar la cabeza antes que el corazón. 

Con Vettel prácticamente fuera de juego (llegó a ponerse último), a Hamilton le bastaba con subir al podio si el alemán no lograba una épica remontada. En Mercedes instaron a su piloto estrella a entrar en boxes si el finlandés no lo hacía antes, y ahí empezó una guerra estratégica que acabó con el inglés haciendo una segunda entrada para intentar superar al líder de la carrera con unos neumáticos frescos. 


Una batalla decisiva entre Hamilton y Verstappen

Para la vuelta, Hamilton ya era cuarto, por detras de un Kimi que exprimió al máximo la vida de sus ruedas y de Verstappen y Bottas. Su compañero de equipo lógicamente no fue ningún obstáculo y le avanzó sin problemas, aunque el siguiente rival ya iba a ser todo lo incómodo que Lewis podría imaginarse. Por detrás Vettel culminaba la remontada y ya estaba en una posición que obligaba al inglés a acabar segundo para ser campeón. 

Por un segundo lo fue, ya que Verstappen se fue largo en una frenada y Hamilton asomó el morro y le superó, aunque lo hizo por la parte sucia y su cabeza reaccionó con conocimiento de causa. Levantó el pie y se volvió a colocar por detrás del Red Bull, consciente que esa tercera plaza le dejaba en buen lugar para la siguiente carrera. 



Vettel llegaba como un tiro por detrás a la caza de Bottas y lo superó, aunque ya estaba demasiado lejos como para intentar cazar a Hamilton. Al final, Raikkonen venció 5 años después y a Hamilton le vale con ser séptimo en México para ser pentacampeón del mundo. 

Alonso de nuevo fuera y con un cabreo monumental

Por su parte, Fernando Alonso volvió a no acabar una carrera, aunque en esta ocasión no fuera culpa del coche. Stroll le atropelló en la primera vuelta, tratando de adelantar por el interior en un movimiento imposible. El McLaren salió despedido y Alonso muy enfadado: "¡No se puede correr con estos pilotos!", decía por la radio a su equipo. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario