El infierno que le espera a Daniel Sancho tras haber confesado el crimen

La cárcel de Tailandia se caracteriza por unas pésimas condiciones

06 de Agosto de 2023
Daniel Sancho se enfrenta a esto si es declarado culpable
Daniel Sancho se enfrenta a esto si es declarado culpable

El hijo del actor Rodolfo Sancho, ha saltado a las portadas de medio mundo tras haber confesado un horrible crimen. La tarde del pasado viernes se conocía una noticia que ha conmocionado a todos. Un ciudadano español se declaraba culpable del asesinato y desmembramiento de un cirujano colombiano en Tailandia.

Como decimos, la noticia ha causado un gran impacto, sobre todo tras conocerse la identidad del presunto asesino, hijo de un reconocido actor, así como algunos de los detalles que se han ido conociendo. Supuestamente habría cometido el crimen por “celos” y por miedo a que “me engañara”.

Un compañero de Daniel ha dado algunos detalles más, y es que asegura que se había visto con la víctima al menos cuatro veces en España y que “me contó que estaban armando un negocio con otros socios españoles y me enseñó fotos en las que salían juntos en España”.

Una dura condena

Si finalmente es declarado culpable, Daniel se puede enfrentar a un infierno. Y es que, el código penal tailandés castiga hasta con pena de muerte este tipo de delitos. Por supuesto, habrá que ver que dictaminan, pero también podría ser condenado a cadena perpetua.

Si eso ocurre, puede vivir el mismo infierno que vivió Yuyee Alissa Intusmith, la mujer de Frank Cuesta, que estuvo casi 6 años y medio en una cárcel en Tailandia. Aunque su caso fue distinto, ya que fue acusada por tráfico de cocaína, un caso lleno de polémica.

El propio Frank contó lo dura que era su vida allí encerrada, en una condicionas paupérrimas, donde le costó aguantar anímicamente, y si lo hizo fue por sus hijos. Como decimos, son casos diferentes ya que ella acabó exculpada debido a la falta de pruebas.

Pero a Daniel, después de haber confesado este crimen, le espera lo mismo que vivió Yuyee durante más de 6 años. Una cárcel con unas pésimas condiciones, donde, si le acaban condenando, tendrá que pasar su castigo, si no es la pena de muerte.