El negocio de Pablo Casado con el sobrino de Ana Botín: 150 millones tras casi 2 años desaparecido

Pablo Casado se reincorpora a la vida laboral tras abandonar la política en abril de 2022: 2 años después, ha montado un negocio con el sobrino de Ana Botín

Diego Vargas
Periodista
22 de Enero de 2024
El negocio de Pablo Casado con el sobrino de Ana Botín: 150 millones tras casi 2 años desaparecido
El negocio de Pablo Casado con el sobrino de Ana Botín: 150 millones tras casi 2 años desaparecido

Pablo Casado, quien fuera presidente del Partido Popular hasta abril de 2022, ha vuelto a la escena pública después de casi dos años de retiro político. En asociación con el sobrino de Ana Botín, Ricardo Gómez-Acebo Botín, Casado ha lanzado un proyecto de fondo de inversión especializado en Inteligencia Artificial.

El equipo inversor está compuesto por cuatro socios, cada uno con experiencia en áreas específicas.

Joaquín Ortiz Escobar y José Antonio Bartrina Giménez son expertos en seguridad y defensa industrial, mientras que Pablo Casado se especializa en geoestrategia y relaciones internacionales. Ricardo Gómez-Acebo Botín, junto con Daniel Lorrain, lidera el equipo en finanzas e inversión.

El proyecto busca captar 150 millones de euros para invertir en empresas de tecnologías emergentes en Europa, con un enfoque especial en pymes españolas. El objetivo es apoyar el crecimiento, la competitividad y la internacionalización de estas empresas.

Pablo Casado llevaba 2 años casi en el anonimato

Además de los socios, el equipo cuenta con asesores de renombre en áreas políticas, tecnológicas e inversoras.

Entre ellos se encuentran Anders Rasmussen, secretario general de la OTAN y ex primer ministro de Dinamarca; Paula Dobriansky, subsecretaria de Estado para asuntos globales de los Estados Unidos; Michèle Alliot-Marie, ministra de Defensa, Interior, Justicia y Asuntos Exteriores de Francia; y Martin Varsavsky, Richard Hurowitz, Nicole Junkermann, Robert Murray e Ilan Leiferman, entre otros.

Con este proyecto, Pablo Casado abandona temporalmente su retiro político para embarcarse en el mundo de la inversión en tecnologías emergentes, con un enfoque particular en la Inteligencia Artificial, una industria que está en expansión y que promete ser uno de los negocios del futuro.