Belén Esteban, con un cuchillo en la mano, le dijo a Jesulín: "Hijo de puta, te voy a matar, voy a hundirte a ti y a tu familia"

  • Dossiers
  • 12-06-2019 | 09:06
  • Escribe: Julián Fernández Cruz

BELÉN ESTEBAN... ¡La 'princesa' al desnudo! Así fue su tormentosa relación con Jesulín de Ubrique y su llegada y salida de 'Ambiciones'


¿Fue un encuentro o una auténtica estrategia de caza?

Jesulin recordará siempre la tarde, en la plaza de toros de Benidorm, en la que formó cartel con Miguel Báez ‘Litri’ y Francisco Rivera Ordóñez. Se repartieron diez orejas y salieron a hombros del coso. Aquel festejo se celebró coincidiendo con la vigésimo octava edición del Festival de la Canción del Mediterráneo.

Pero lo que posiblemente Jesulín no sospechaba aquella tarde, que aquel día marcaría su vida. Tres jóvenes rubias aguardaban al torero en el hall del hotel en el que se hospedaba, con la intención de ver y hablar con el maestro.


Belén se prestó encantada a darle su teléfono al torero

Pedro, hijo de Laly Bazán, hermana de su madre, quién trabajó para Jesulín durante más de diez años en las tareas del campo en la recogida de la fresa, como chófer e incluso como dependiente en la gasolinera; le dijo que había unas chiquillas en recepción que querían verlo. El torero, que ya había reparado en ellas a la llegada al hotel, le dijo que les pidiera el teléfono.

El gaditano fijó sus deseos en una de las tres muchachas. No era Belén, pero fue la de San Blas la que se prestó a dar el teléfono al diestro. Desde la ventana de la habitación la invitó a subir: “Si te quedas a cenar conmigo, me quedo en Benidorm y no regreso a Ambiciones” y Belén accedió y no sólo cenaron, sino que aquella misma noche durmieron juntos.


Jesús Janeiro instaló a Belén Esteban en un hotel de Prado del Rey, pagando el maestro los gastos de hospedaje. El propietario del hotel, amigo de los padres de Jesulín, llamó a Humberto para ponerlo al corriente de aquella situación: -“Humberto, aquí tengo a una chiquilla hospedada que vino con tu hijo. Él corre con todos los gastos de ella, pero te aviso para que lo sepas” - le dijo.

¡Belén entraba en ‘Ambiciones’ escondida en el maletero del coche!

La mayor preocupación del padre de los Janeiro era que su hijo estuviese en buen estado físico. No olvidemos que aquella temporada Jesús Janeiro Bazán toreó nada menos que 161 corridas y era más que lógica la preocupación paterna, más aún cuando sabía que su hijo recogía a diario a Belén en El Bosque y la llevaba a Ambiciones por la noche metida en el maletero del coche.


BELÉN ESTEBAN... ¡La 'princesa' al desnudo!

Humberto Janeiro quiso aclarar aquella situación desde el principio. Le hizo saber a Jesulín que aquellas formas no eran lógicas, proponiéndole que, si la relación iba en serio, lo que tenía que hacer era llevarla por la puerta principal y presentarla a la familia como una amiga o como su novia, pero no dentro del maletero del coche.

¡Con Belén llegó el escándalo!

En qué hora Humberto le pidió a su hijo que actuara de aquella manera, porque Jesulín decidió obedecer a su progenitor. Así se hizo oficial aquella relación y con ello comenzó la guerra de los Janeiro con la intrusa. Como si de un título de película se tratara, con ella llegó el escándalo.

Ambiciones se transformó en un infierno, Belén aparecía y desaparecía de la finca a su antojo, estuviese o no Jesús, pero lo que realmente molestaba a la familia era la soberbia y el autoritarismo con que la joven Belén se paseaba por Ambiciones.

Humberto no aceptaba que tomase el sol con un bikini minúsculo mientras los trabajadores dejaban de trabajar para mirarla

La madrileña dio por sentado desde el primer día que yacer en el lecho del torero era un título de propiedad sobre aquel lugar y todo lo que contenía, cosas y personas. Un guion de culebrón venezolano trasladado a la realidad de un cortijo andaluz.


BELÉN ESTEBAN... ¡La 'princesa' al desnudo!

Los problemas empezaban cuando la chica de San Blas decidía darse un baño en la piscina. Humberto observaba cómo los trabajadores de Ambiciones olvidaban sus tareas para dedicarse a contemplar a la novia del señorito, que se bronceaba al sol con aquel bikini minúsculo. El patrón se vio obligado a advertir a su gente en repetidas ocasiones. Pero fue la matriarca del clan, Carmen Bazán, quien actuó por derecho y le hizo saber a Belén que aquello a su hijo le podía molestar y le advirtió que no lo permitiría más, especialmente cuando su hijo el torero estuviese ausente de Ambiciones, que en plena temporada taurina era lo habitual.

Humberto Janeiro se vio obligado, varias veces, a echar a Belén de Ambiciones

Aquellos consejos familiares no sentaron nada bien a la malencarada Belén y aguardó el regreso de su novio para hacérselo saber. Una y otra vez las broncas en Ambiciones se hacían presentes, colocando a Jesulin en contra de sus padres. Las discusiones fueron continuas por uno u otro motivo desde que la de San Blas asentó sus reales en la mansión de los Janeiro. Pese al talante conciliador de Humberto, que trataba de hacer entender a la novia de su hijo que el carácter de éste le podía jugar una mala pasada. “Belén si mi hijo te coge en bikini tomando el sol no estando él y con todos estos mirones, te aseguro que se lía. Chiquilla, intenta evitarlo”.


BELÉN ESTEBAN... ¡La 'princesa' al desnudo!

Las palabras nunca sirvieron y varias veces Humberto se vio obligado a echar a Belén de Ambiciones. Sus otros hijos, en más de una ocasión tuvieron que marcharse del hogar familiar porque la convivencia con la cuñadita era insoportable. Aquello no había quien lo aguantara.

La ‘fogosidad’ de Belén Esteban creó situaciones complicadas

Jesulín tenía un barco atracado en el puerto de Cádiz, al que iba en determinadas ocasiones con Belén. Una vez ocurrió algo que los Janeiro cuentan como anécdota, pero que a ninguno le hizo la menor gracia. Sucedió que un día estaba casi la familia al completo en el barco y Belén, delante de todos, agarró a Jesús del brazo y se lo bajó al camarote, cerrando con llave desde dentro.


BELÉN ESTEBAN... ¡La 'princesa' al desnudo!

Al cabo de un buen rato los hermanos de Jesús intentaron por todos los medios llamarlo, porque había un grupo de amigos esperando en las lanchas para salir todos juntos. Pero fue en vano. La de San Blas era una mujer muy fogosa y requirió la presencia de Jesús para ella sola. Aún no estaba embarazada, pero ganas no le faltaban.

Belén se queda embarazada

Las cosas, lejos de arreglarse con el paso del tiempo, fueron a peor. Y todo empeoró el día que los Janeiro Bazán descubrieron que la novia de su hermano Jesús estaba embarazada. Fue de casualidad, ya que Belén lo estaba ocultando. Ocurrió que la madrileña agarró un empacho al comerse un enorme pastel ella solita, lo que le provocó una subida de azúcar que hizo temer lo peor, teniendo que llamar al médico de urgencia. El doctor ordenó la hospitalización de Belén, puesto que su estado de embarazo y el problema diabético así lo requería. La sorpresa fue mayúscula entre los presentes.

Nacimiento de Andreita. Belén se considera la dueña de todo

Unos meses después, el 20 de julio de 1999, nació Andreita, ochomesina y por cesárea. Una semana después. Belén regresaba a Ambiciones con su nuevo estatus. Posiblemente desde ese momento la chica de San Blas se creyó la dueña de todo y así comenzó el principio del fin de aquella relación. La convivencia entre la pareja se deterioraba por momentos debido al carácter de ambos y al cabo de un tiempo sucedió lo que se veía venir; Jesús no aguantó más y estalló.


BELÉN ESTEBAN... ¡La 'princesa' al desnudo!

Y Jesulín dijo. “¡Basta Ya!”

Jesulín, un joven al que le gustaba rodearse de sus amigos, a los que invitaba a Ambiciones a que pasaran tiempo junto a él. En el grupo de amigos había dos hermanos mellizos, a los que en cierta ocasión Jesús invitó a una barbacoa en la finca. Ambos acudieron con sus esposas e hijos y con todas las viandas para el evento.

Cuentan que se pusieron a preparar la comida, momento en el que hizo acto de presencia Belén Esteban. Los gritos de la madrileña se pudieron escuchar en todo Ambiciones y alrededores: “Quién coño os habéis creído que sois; llegáis a mi casa y os ponéis a preparar una barbacoa. Ya estoy harta de que todo el mundo se permita unos lujos que no les corresponden”.


BELÉN ESTEBAN... ¡La 'princesa' al desnudo!

Ni los invitados de Jesús ni el resto de la familia Janeiro salían del asombro. Abroncados por aquella muchacha ordinaria en presencia de unos niños que no entendían nada y ante la vergüenza ajena de las esposas de los amigos del torero. Sin mediar palabra, se dispusieron a recoger todo para marcharse, momento en el que apareció Carmen Bazán alarmada por los gritos de la novia de su hijo. Ante lo que estaba ocurriendo, rápidamente llamó a su hijo Jesús, quien acudió cómo un toro al que citan con el capote. Encendido y sin pedir explicaciones, se dirigió a Belén “Coge a tu hija y tu maleta y fuera de Ambiciones, me tienes hasta los cojones”.

¡Belén cogió un cuchillo de cocina!

Si Jesulín estaba fuera de sí, Belén no se quedó a la zaga. Se dirigió a la cocina, agarró un cuchillo y se fue para Jesús: Hijo de puta, te voy a matar, voy a hundirte a ti y a tu familia. Entre todos pudieron reducirla y quitarle el cuchillo. Acto seguido, Jesús ordenó a Antonio que llevase a Belén y a la niña a Madrid: “Nunca jamás mencionéis el nombre de Belén en esta casa. Y cuando aparezca en televisión la apagáis”. Así acabó la corta convivencia de Belén Esteban con la familia Janeiro Bazán en Ambiciones.

“Me fui de Ambiciones con una mano delante y otra detrás“

A lo largo de la convivencia, la pareja firmó cuatro exclusivas periodísticas. Cada una de ellas por diez millones de pesetas, 60.000 euros. Jesús y Belén se lo repartían a medias. Uno de aquellos reportajes con la revista ¡Hola! aún no se había cobrado, pero Belén necesitaba el dinero y le dijo a Humberto que quería sus cinco millones de pesetas.


BELÉN ESTEBAN... ¡La 'princesa' al desnudo!

El patriarca de los Janeiro le hizo saber que ¡Hola!, solía pagar a 30 o 60 días, y que su hijo aún no los había cobrado y que además el dinero llevaba unas retenciones legales para Hacienda. A Belén todo aquello le sonó a engaño y el enfado fue tal que pidió un coche para que las llevasen a ella y a su hija a Benidorm. Aseguran testigos que aquel día veraniego el termómetro marcaba los 40º y que el viaje podía ser perjudicial para la niña. Pero Belén es mucha Belén, y más en lo malo que en lo bueno… Carretera y manta.

Hemos escuchado en alguna ocasión a Belén, de las exclusivas que se hicieron en la revista ¡Hola! Y que de los cuarenta millones de pesetas que se cobraron, a ella sólo le dieron seis millones. La documentación existente demuestra que eso no es verdad y la propia Belén lo sabe muy bien. Belén no entendía, no quería entender ni de representantes ni de retenciones. Pero igual que ha comentado esto, nunca se le ha oído hablar de esas otras muchas operaciones que Belén sacó. “Me fui de Ambiciones con una mano delante y otra detrás” … ¿Quién te cree, Belén?

Belén Esteban y Jesulín dormían en habitaciones separadas.

Según se avanza en mis investigaciones, uno no acaba de entender cómo fue realmente la relación entre Jesulín de Ubrique y Belén Esteban. Hay relatos sorprendentes que al autor no le caen de nuevo, pero que al lector igual le hacen reflexionar e incluso cambiar su opinión sobre la madrileña.


BELÉN ESTEBAN... ¡La 'princesa' al desnudo!

Jamás nos habían contado que, en Ambiciones, el matador y Belén Esteban dormían en habitaciones separadas. Y no me refiero a las primeras visitas, sino a cuando ya eran padres de una niña. Otro dato sorprendente es que en cada una de las dos habitaciones había una cuna para la pequeña, pero Jesús siempre quería que Andrea durmiera en la de su dormitorio.

Todo apunta a que, para Jesulín, la relación con la madre de su hija nunca llegó a ser algo para siempre. Los carácteres no encajaban y el de Ubrique era reticente a ver aquella unión como algo definitivo. La presencia de la hija era lo único en común entre el torero y la chica de barrio.

¡Jesús y Belén no estaban hechos el uno para el otro!

Evidentemente, para el torero la madrileña fue una más de las muchas que conoció en los ruedos o en los hoteles de toda España, y el único matiz diferenciador es que ésta se quedó embarazada. Porque ni por educación ni por el modo de vida Jesús y Belén estaban hechos el uno para el otro. Es más, con la mentalidad “morisca” del torero difícilmente iba a aguantar la más mínima a la madre de su hija. Ya me entienden, aquello de: “La mujer en casa y con la pata quebrada”.


BELÉN ESTEBAN... ¡La 'princesa' al desnudo!

Y si echamos mano de la hemeroteca, comprobamos que la de San Blas no encajaba en aquel perfil. Curiosamente a Belén alguien la debió avisar de ello y en sus manifestaciones públicas quería pasar por la chica recatada que nunca había roto un plato.

Así, nos encontraremos con cientos de entrevistas a Belén Esteban en las que cuenta que Jesulín fue su primer hombre, que ella había llegado virgen a él. Cuentos e historias contadas por una mujer cuya credibilidad está hace mucho tiempo por los suelos. Para ser precisos, sobre si Jesús fue o no su primer novio, hablaremos más adelante, narrado en primera persona por una amiga de juventud de Belén que estuvo implicada en ese importante momento “el de la virginidad”. Y todo ello sin recurrir a lo ya conocido, como el hecho de que varios de sus ‘noviazgos’ le han contado al autor las “relaciones” que habían mantenido antes, durante y después de conocer a Jesulín.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario