El trabajo de Amancio Ortega antes de ser el hombre más rico de España

Cómo se convirtió Amancio Ortega en la persona más rica de España. Los origenes de Amancio Ortega en la industria textil

Laura R. Patermann
Periodista
02 de Abril de 2024
El trabajo de Amancio Ortega antes de ser el hombre más rico de España
El trabajo de Amancio Ortega antes de ser el hombre más rico de España

Un día, Amancio acompañó a su madre, Josefina Gaona, a adquirir fiados los víveres de la semana en una tienda cercana.

El tendero se negó a fiarle de nuevo porque le debía ya dos pagos. Al presenciar esto, el joven se sintió humillado y se propuso trabajar incansablemente para que su familia no tuviera que volver a sufrir por dinero. Abandonó sus estudios y consiguió un empleo como repartidor en la camisería Gala, con apenas 14 años.

“Era el chico para todo: el mismo que limpiaba la tienda, que hacía recados o atendía en el mostrador cuando había mucha urgencia. Por lo visto, alguien me recomendó al dueño, porque le llamaba la atención que, desde que había puesto un pie en el establecimiento, me tomaba el trabajo con seriedad y sentido de la responsabilidad. Y es que siempre me gustó lo que hacía y tenía mucho empeño por aprender”, detalló Ortega en una de sus biografías autorizadas.

Después de su pasó por la tienda Gala, a los 17 años fue contratado como vendedor por la mercería Maja, la cual tenía una buena reputación en la zona y era la empresa donde trabajan sus hermanos, Antonio y Josefa, y donde conoció a quien se convertiría en su socia y primera esposa, Rosalía Mera.

En este lugar ampliaría significativamente sus conocimientos sobre el sector textil.

En 1963, tras más de una década trabajando, aprendiendo y ahorrando, convenció a sus hermanos y a su pareja de iniciar un negocio propio, al que bautizó como “Confecciones GOA” (las iniciales de su nombre y apellidos a la inversa), en el cual vendía para distribución batas guateadas para mujer y otras prendas femeninas confeccionadas por él mismo con ayuda de su cuñada y de Rosalía.

Gracias a la experiencia que habían adquirido en la industria, el negocio creció rápidamente, llegando a proveer tiendas de ropa por toda España en apenas unos años.

Para 1975, Confecciones GOA se consolidaba como una poderosa compañía con más de 500 trabajadores y presencia en diversos países de Europa. Sin embargo, Amancio no se encontraba del todo conforme porque él quería tener control no solo de la fabricación de las prendas, sino también de las ventas al consumidor final; entonces, decidió dar el siguiente paso en su carrera empresarial creando sus propias tiendas.

Así nació en La Coruña “ZORBA”, que posteriormente cambiaría su nombre a “ZARA” debido a que el nombre ZORBA ya lo había registrado una cafetería local. La firma ZARA desde el inicio estuvo enfocada en una estrategia que la haría destacar de las demás, basando su modelo de negocio en la máxima: “Ofrecer moda a bajo precio”, razón por la cual producía, distribuía y vendía sus propios productos, logrando reducir los costos por intermediación y aprovisionamiento.

Amancio Ortega es un empresario visionario, innovador y determinado que tomó como motivación un momento difícil de su vida para comenzar a forjar su propio destino, construyendo una de las empresas más poderosas del mundo y convirtiéndose en multimillonario en el proceso. En sus propias palabras: "No vale la pena ser empresario sólo para ser rico. El dinero, en esas dimensiones a las que hemos llegado nosotros, no nos va a hacer falta. El dinero sólo tiene sentido, para mí, si se orienta a conseguir objetivos. Y si tienes éxito, que sirva para ayudar a que lleguen a ser algo en la vida tantas personas que dependen de nosotros".

Fuente: https://www.negociosyemprendimiento.org/